Tecnología

¿Sabes cuál es la diferencia entre la firma escaneada, la electrónica y la digital?

Firma electrónica con autenticidad e integridad
Diferencia entre firma escaneada, electrónica y digital

¿A menudo te preguntas cuál es la diferencia entre poner tu firma escaneada sobre un documento que envías por internet y una digital que otorga una entidad certificadora digital? El aumento en la necesidad cada vez más constante de hacer uso de herramientas digitales, para ahorrar en tiempos de desplazamientos y costos, ha incrementado el uso de estas firmas.

Sin embargo, no todas cumplen con algunos estándares de seguridad y, por lo tanto, entender sus diferencias es clave para hacerlo con seguridad y confianza.

Cuando piensas en una firma para un documento por Internet, lo primero que se te viene a la cabeza es escanearla y ponerla sobre el mismo. Pues bien, según la legislación colombiana la firma escaneada puede considerarse como una firma electrónica porque cumple la función de identificar a una persona. Sin embargo, dicha firma no contiene por sí misma datos informáticos que le brinden seguridad, lo que representa altos riesgos en el proceso.

Tan solo imagina que alguna persona inescrupulosa adquiera tu firma escaneada en la nube y la use irresponsablemente en fraudes o hechos delictivos. Ahí es cuando empiezas a pensar de qué manera hacerla más segura para que no pierda su validez o caigas en riesgos de suplantación de identidad.

Suplantación de identidad en firma escaneada

Para firmar digitalmente con seguridad hay que tener en cuenta que la firma debe contar con dos cualidades: autenticidad e integridad. La primera determina que quien dice firmar efectivamente sea la persona con quien se está haciendo un acuerdo y que por lo tanto la firma es auténtica; es decir, se tiene la certeza de quién está firmando. La segunda, que el documento firmado no se ha modificado ni siquiera en una mínima parte desde que fue suscrito y que por lo tanto es íntegro. Se trata de algo así como el chulito que le ponemos a cada hoja en físico para asegurar que lo que está escrito es lo que se firmó y no se modificó o no se le han cambiado o adicionado partes.

Una firma electrónica por su parte, puede ser un código, contraseña o datos biométricos que permitan identificar a una persona: por ejemplo, una firma escaneada.

Pero más allá de eso, en la firma electrónica la Ley colombiana te dice que el firmante, por sí solo, debe garantizar que la firma es auténtica y que el documento firmado no ha sido modificado desde que se suscribió. Lo cual no es tan fácil si te pones a pensar en cómo lograrlo.

Una firma digital, en cambio, es una firma avanzada porque en primer lugar sólo la otorgan entidades de certificación digital acreditadas por la Onac (Organismo Nacional de Acreditación). Esta entidad te otorga dos elementos clave: un certificado digital, que identifica plenamente a la persona mediante sistemas biométricos o confrontación con bases de datos y -por otro lado- la firma digital como tal, que garantiza que el documento no se ha alterado. Esto último se logra cuando esta entidad le otorga un valor numérico al documento a firmar, lo que permite confirmar que el mensaje inicial no se haya modificado.

Así las cosas, cuando optas por una firma digital tienes elementos de seguridad que generan confianza en el proceso y también que le brindan validez jurídica, en caso de que debas acudir a instancias legales.

Ahora sí, ¿cuéntanos cuál de las 3 escogerías?

2 comentarios en “¿Sabes cuál es la diferencia entre la firma escaneada, la electrónica y la digital?

  1. Diego dice:

    En mi opinión la firma digital es más segura

  2. Andrea dice:

    Yo uso la Firma electrónica y no he tenido inconvenientes, sin embargo me deja pensando lo de la autenticidad. Voy a revisarlo bien para los futuros documentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notas relacionadas