Firma Electrónica

¿Sabes por qué una firma escaneada no tiene validez jurídica?

Valida la identidad de tus firmantes
Firma electrónica con validez jurídica y probatoria

No es lo mismo poner la imagen de tu grafo manuscrito en un documento, que suscribirlo con una firma electrónica, pues hay consecuencias jurídicas, en caso de presentarse un conflicto.

Aquí te contamos las diferencias:

Seguramente te ha pasado que necesitas firmar un documento para enviar vía correo electrónico y lo que habitualmente haces es acudir al escáner o tomarle una foto con el celular a tu firma. Luego, esta imagen de tu grafo manuscrito o fotografía de tu firma manuscrita, la descargas en el computador, la pones en el documento de Word, guardas y envías.

Bueno, ahora supongamos que la contraparte incumple lo pactado en el documento que suscribiste con esa firma escaneada y aunque no lo quieras, el asunto llega a una demanda.

Aunque estás confiado en que todo saldrá a tu favor, debes saber que es posible que no sea así, porque una firma escaneada no tiene validez jurídica.

La Corte Constitucional en la Sentencia 662 de 2000 determinó lo siguiente:

“Es evidente que la transposición mecánica de una firma autógrafa realizada sobre papel y replicada por el ordenador a un documento informático no es suficiente para garantizar los resultados tradicionalmente asegurados por la firma autógrafa, por lo que se crea la necesidad de que existan establecimientos que certifiquen la validez de esas firmas”.

De acuerdo con esta Sentencia de la Corte, los documentos electrónicos pueden brindar niveles de seguridad similares a los que tiene el papel en físico, pero para hacerlo, deben cumplir idénticas funciones que una consignada en papel:

 Identificar plenamente a una persona como el autor.

 Dar certeza de la participación exclusiva de esa persona en el acto de firmar.

 Asociar a esa persona con el contenido del documento.

Que el documento, una vez firmado no sea alterado o modificado.

Con una imagen en jpg de tu firma, ninguna de estas condiciones se puede cumplir porque, en primer lugar, no hay cómo identificar plenamente que eres tú quien firma y, por lo tanto, no hay cómo asociar que el contenido del documento esté relacionado contigo.

Por otro lado, tampoco hay cómo certificar que una vez hayas firmado ese documento de Word, otra persona lo modifique y siga usando tu firma con solo copiarla y pegarla en un nuevo archivo.

Entonces, para cumplir estas condiciones, hay entidades especializadas en brindar estas características de seguridad que garantizan que tú seas quien firma, contrastando tus datos de identidad con la Registraduría Nacional.

Además, mediante códigos informáticos, se asegura que el documento firmado no sea alterado una vez se haya firmado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Notas relacionadas